Skip to content
Andresmar Coaching

Coronavirus, la oportunidad para estar en el momento presente

Aprovechemos el Coronavirus.  ¡Que cosa tan descabellada podrían pensar algunos! ¡Qué insensato, dirán otros tantos!  Más descabellado es dejarse arrastrar por la incertidumbre, el miedo y la tensión, como si fuésemos seres irracionales que no pueden controlar su mente.  Más traído de los cabellos es actuar como unas víctimas porque simplemente evitamos asumir el protagonismo de nuestras propias vidas.  

Andresmarcoaching te invita a que seas el protagonista, el agente de cambio, el ser que ve el bosque sin dejarse deslumbrar sólo por el primer árbol. 

Suena terrible la palabra aislamiento, pero poniéndonos la mano en el corazón, ¿cuántos de nosotros hace tiempo ya estamos en confinamiento por el uso desmedido de nuestros teléfonos celulares, la televisión y otros aparatos? ¿Somos conscientes del tiempo de calidad que estamos suprimiendo a nuestros hijos, padres, hermanos, compañeros de trabajo y amigos, por estar haciendo “hasta lo imposible” para escalar en nuestras carreras, para lograr el negocio del año o para mostrar nuestro gran estilo de vida?  La palabra clave aquí es tiempo y la frase clave es tiempo de calidad, en palabras de Mindfulness: atención plena.

Antes de continuar te invitamos a responderte ¿qué es lo que realmente valoras en tu vida?

¿Te has preguntado quiénes necesitan tu tiempo de calidad?  

En primer lugar, tú.  Sí, tú que posiblemente vives en el agite del tráfico, el trabajo, los indicadores, las cuentas por pagar, las compras y otras responsabilidades.  Mientras permaneces obligatoriamente en casa por unos días, tienes la gran oportunidad de reflexionar sobre tu vida, es decir, sobre tus pensamientos, emociones, palabras y acciones y más aun, sobre qué tanto te están acercando o alejando de la felicidad.  ¿Estás siguiendo tu propósito de vida o lo desconoces? ¿Ya aceptaste, sanaste y perdonaste las heridas del pasado? ¿Cómo está tu vida espiritual? ¿Cómo está tu salud? ¿Estás cercano o distanciado de los seres que amas? ¿Qué tanto estás contribuyendo a la sociedad?

Los niños requieren tiempo de calidad, recuerda que ellos aprenden con el ejemplo y probablemente reproducirán su formación de infancia en sus proyectos de vida y en sus relaciones familiares.  Esos niños que muchos ven “crecer dormidos” porque el reloj no les permite otra forma de compartir.   

¿Qué decir de nuestras parejas, hermanos, abuelos, mascotas y el resto de la familia? ¿Nuestra comunicación es fluida? ¿Estamos teniendo relaciones constructivas? ¿Nos ocupamos de su bienestar o estamos dando por hecho que siempre estarán allí?

Además, hay otros que necesitan un descanso y atención plena: la naturaleza, el medio ambiente, el aire que respiramos. Estos días en casa pueden servirnos para sacar del baúl de los recuerdos aquellas ideas sobre reciclaje, para revisar las acciones que podemos tomar a beneficio del consumo energético y la economía de nuestros hogares o para explorar información sobre el desarrollo sostenible.

Claro que el Coronavirus nos abre puertas.  La oportunidad de hacer un pare en el camino, de re-examinar lo que es realmente valioso en nuestras vidas como lo son las personas, la calidad del aire, el beso de nuestros seres queridos y el abrazo de nuestros amigos, que por lo pronto están lejos de repetirse y más si no acatamos los protocolos sugeridos.

Tips para mantener la atención durante la cuarentena

  1. Levántate a la hora en que sueles hacerlo y organízate cómo si fueras a salir. Esto enviará la orden al cerebro de mantenerse activo y productivo. 
  2. Dedica los primeros 15 minutos del día a conectarte espiritualmente.  Esta es una de las actividades que realizan a diario las personas más felices.  
  3. Disfruta conscientemente esa primera taza de café y mejor si se comparte en familia.  Siente su olor, su sabor, observa y escucha sin juzgar a quienes te acompañan. 
  4. Invita a tus familiares y amigos, principalmente si son adultos mayores o están solos, a un café virtual.  Es una magnífica forma de compartir sin asumir riesgos.
  5. Lee un libro, la lectura es una gran fuente de sabiduría y te permitirá tranquilizar tu mente y mantenerla alejada del miedo y la apatía.
  6. Ejercítate, piensa en cómo utilizar tus muebles y artefactos para realizar rutinas diarias de ejercicio físico.
  7. Medita o haz yoga.  Está comprobado científicamente que los ejercicios de respiración y Mindfulness sirven para eliminar el estrés y te permitirán mantenerte en estado de atención plena.
  8. Disfruta el tiempo de recreación compartiendo en familia.  Se vale conversar, cantar, bailar, divertirse con juegos de mesa.  Vuelve a ser niño.
  9. Haz una lista diaria de 5 nuevas cosas por las cuales sientes agradecimiento. Te sorprenderás con todo lo bueno que hay en tu vida y además tendrás una fuente ilimitada de razones para agradecer, que te mantendrá en atención plena.   
  10. Minimiza el número de consultas sobre el Coronavirus, limitándote a unas horas puntuales y a fuentes confiables, que te alejen de la histeria colectiva.
  11. Comparte tu luz con el mundo. Donar dinero, regalar lo que no usas, obsequiar comida, saludar, sonreír, escuchar o hacer una llamada, son formas de ayudar y no hay límites para hacerlo. Estos actos pueden cambiar la vida de las personas. 
  12. Tómate un café contigo mismo.  Reflexiona sobre tu felicidad, la calidad de tus pensamientos y acciones y cómo estás impactando la vida de quienes te rodean. ¿Qué puedes mejorar para ser más feliz y contagiar de felicidad a los tuyos?
  13. Dedica tiempo a meditar sobre tu propósito de vida.  ¿Qué actividades te hacen feliz? ¿Cuáles son tus talentos? ¿Cómo puedes contribuir al mundo con lo que sabes? ¿Cómo puedes recibir dinero haciendo felices o sirviendo a los demás?
  14. Aprovecha las herramientas tecnológicas para expandir tu conocimiento sobre los temas que te interesan: cocina, música, animales, historia, meditación, baile, comedia, educación, no hay límites.  ¿Qué te apasiona tanto que sientes que el tiempo se detiene al hacerlo?
  15. Identifica las cosas que no usas y puedan servir a otros.  Una sugerencia es retirar lo que en el último año no has utilizado y donarlo. ¿De qué otras maneras puedes ayudar a los demás?  
  16. Reflexiona sin juzgarte sobre tu preparación financiera para asumir la cuarentena.  Una herramienta sencilla es tomar nota sobre los hábitos que deben implementarse, los que pueden mejorarse o los que definitivamente hay que eliminar.  ¿Qué estas aprendiendo sobre el manejo de tus finanzas?  
  17. Disfruta de un sueño reparador.  Ten cuidado con las comidas y bebidas y aléjate de los artefactos tecnológicos antes de dormir.  Vigila tus pensamientos y ten un buen libro en tu mesa de noche.  ¿Cómo puedes mejorar la calidad de tu sueño y tu descanso?
  18. Aprovecha la cuarentena para identificar los pensamientos y emociones que no te dejan avanzar.  La queja, el miedo, la preocupación, el rencor, el mal humor y la tristeza pueden cambiarse.  ¿Cómo puedes explorar nuevos caminos de sanación mental y emocional?
  19. Como nosotros, Isaac Newton, Nostradamus, Shakespeare y Edvard Munch también estuvieron en aislamiento y allí experimentaron un florecimiento nunca visto en sus vidas.  ¿Cuáles son los talentos que te permitirán florecer?   

¡Esperamos que hayas disfrutado tu lectura y recuerda que en Andresmarcoaching podremos responder y orientar tus inquietudes!